La gestión de las colonias felinas de Barcelona está en crisis

La gestión de las colonias felinas de Barcelona está en crisis

“El modelo de gestión de colonias felinas barcelonés está en crisis”. Estás palabras fueron pronunciadas por Agnès Dufau Presidenta de la Plataforma Gatera e International Cat Welfare Award en la primera ponencia de la Jornada Felina Tarraconense celebrada el 23 de Abril. Las puertas del Ayuntamiento se abrieron de par en par para dar un nuevo paso a delante en la sensibilización y compromiso hacia los gatos ferales en cumplimiento no sólo de la normativa si no de los imperativos éticos. No es la primera ocasión en la que Dufau hace una presentación en la antigua Tarraco: hace casi tres años, antes del compromiso municipal con las urnas, inauguró un encuentro en el que representantes de distintos partidos con representación local expresaron su postura respecto a la gestión de la fauna urbana. En este tiempo ni la ex imperial urbe romana ha mejorado significativamente la dotación para hablar con propiedad de una Ciudad Cat Friendly ni su referente metropolitana avanza en la buena dirección.

Al parecer han pasado los tiempos de gloria en que Barcelona lideraba la protección felina en Europa. Aunque siempre por detrás de Roma, donde el gato tiene la consideración de ciudadano, Barcelona desde 2008 era considerada un modelo a seguir y Agnés Dufau en diversos foros nacionales y extranjeros no se cansó de loar los logros consistoriales.

La ciudad Condal a través de la creación del centro de esterilización de Tres Pins, del Convenio para la gestión de colonias y su ordenanza de 2014 dotaba de contenido ese liderazgo ahora puesto en peligro. La ponencia de la responsable de Carocat y Carodog se tituló “Regreso al futuro” y denunció de modo claro y contundente que “uno no puede dormirse en los laureles” y que los pasos no sólo se dan hacia delante ya que son muchos los errores que pueden propiciar un retroceso.

Con más de 700 colonias urbanas reconocidas, con un cambio en positivo de la opinión ciudadana, pero sin muchos otros datos más hay que redireccionar la nave felina barcelonesa hacía el rumbo que otrora la hizo triunfar.

Salvador Cervantes, veterinario de la  Clínica Felina Barcelona y relevante miembro del Grupo Especialista de medicina Felina (GEMFE), intervino a continuación de la experta gala. Su exposición ofreció pautas sobre las condiciones fundamentales de la gestión de colonias desde el punto de vista veterinario. Cervantes viaja con frecuencia para impartir charlas sobre patologías felinas concretas pero también sobre el manejo de grupos de gatos sin propietario. Esta doble abordaje que distingue el gato casero del gato callejero permite ofrecer una atención óptima porque las necesidades y capacidades de unos y otros gatos varía aunque el grado protección que merecen sea idéntico.

Cerró la matinal Alba Jornet de FAADA y referente en identificación de animales de compañía y del Registro Catalán denominado ANICOM. La convivencia de un registro público y privado y la colisión de intereses en detrimento del bienestar animal es uno de los puntos subrayados por Jornet. La presencia de la otras veces esquiva Consellera de Polítiques d’Igualtat i Serveis a la Persona tarraconense Ana Santos, el numeroso público y la calidad de las intervenciones hacen pensar que a iniciativa de la Coordinadora Felina local o de la Asociación Gaia el futuro felino está despejándose al menos en Tarragona.

Emma Infante, Futur Animal