“Gracias a todos los que estáis ayudando tantísimo en la búsqueda de Sole”

Un mes después de la desaparición, Silvia Pitarresi sigue buscando su gata en el Aeropuerto de Barajas

“Gracias a todos los que estáis ayudando tantísimo en la búsqueda de Sole”

“Nuestra vida está sufriendo daños muy serios de los que no soy responsable”. Así termina el texto que Silvia Pitarresi ha enviado a Animalados para explicar la última hora de la búsqueda de su gata Sole y para agradecer la ayuda de tantos voluntarios. Ha pasado más de un mes desde que, por motivos que todavía no se han esclarecido, la jaula en la que Pitarresi transportaba sus dos gatas se abrió y los dos felinos escaparon. Maelle fue encontrada en seguida, pero Sole sigue desaparecida. Pitarresi y sus gatas se encontraban en Barajas para hacer escala desde el norte de Italia y con destino final a Marraquech, donde esta familia iba a empezar una nueva vida.

“Ahora querría volver a Madrid con mis criaturas por qué siento que sin Sole y con el pensamiento de su arriesgada situación, mi trabajo no puedo hacerlo”, explica Pitarresi. Su lucha cuenta con la ayuda de muchos voluntarios a los que ella agradece sus esfuerzos. “Quiero agradecer a todos aquellos que han firmado la petición y a todos los voluntarios que me han ayudado y están ayudando tantísimo en la búsqueda de Sole”, relata la madre de esta particular familia. Gracias a la presión social, Iberia rectificó y dio los permisos de seguimiento. “Todas las noches acudimos al lugar -continua la misiva- y tenemos identificado una área cercana al lugar donde fue extraviada. Desgraciadamente las jaulas trampa  pueden ser dejadas tan sólo de noche y bajo vigilancia”, lamenta. La búsqueda ha permitido encontrar y salvar a dos gatos anaranjados que inicialmente fueron confundidos con Sole, aunque la añorada gata sigue desaparecida. “Los días pasan y necesitamos medios adecuados para la investigación como telecamaras, pet detective, perros adiestrados para la búsqueda de gatos”, avisa.

Pitarresi ya ha estado 10 días en Madrid y después se trasladó a Marraquech con Maelle y Luna. Ahora estudia volver a Madrid e instalarse allí hasta que encuentren a Sole de una vez. Mientras, “voluntarios y amigos de Madrid” están ayudando en la búsqueda.

No es la primera vez que un gato se pierde en un aeropuerto y, a pesar de que el accidente no sea responsabilidad de los viajeros, son estos los que acaban pagando las consecuencias. Desde Animalados reivindicamos un protocolo eficiente para solucionar estos casos y, sobretodo, pedimos a las compañías más cuidado con el transporte de animales.

Adjuntamos la petición de Silvia Pitarresi en change.org para que os animéis a firmar y apoyar esta causa. También existe un hashtag para dar a conocer el caso de Pitarresi desde Twitter: #ConSoleNelCuore. Gracias!