Barcelona adopta por fin la esterilización como método para controlar la población de palomas

El tratamiento anticonceptivo sustituye la captura y eliminación de estos animales

Barcelona adopta por fin la esterilización como método para controlar la población de palomas

La Comisión de Protección de los Derechos de los Animales del Colegio de la Abogacía de Barcelona (CPDA) con la colaboración de 152 asociaciones animalistas agrupadas en la Comisión Interlocutora de Protectoras de Animales de Catalunya (CIPAC), han conseguido que el Ayuntamiento de Barcelona cambie el criterio para controlar la población de palomas. Este hecho supondrá, por un lado,  que el consistorio barcelonés cumpla la normativa en materia de protección de los derechos de los animales, y del otro,  que el control de población de aves urbanas se haga por métodos éticos, efectivos y con el menor coste económico posible. Después de muchos meses de denuncias y requerimientos por parte de la CPDA y de la CIPAC, el Ayuntamiento de Barcelona ha accedido a sustituir las matanzas de palomas por un método ético, efectivo y económico que funciona exitosamente desde hace más de 15 años en toda Europa, en varios municipios catalanes y en otras ciudades del Estado como Alicante y Valencia.  El método de esterilización se basa en la ingesta de nicarbazina, medicamento que está aprobado por el Registro Sanitario de la Unión Europea y el Registro Sanitario de España para inhibir la formación de huevos en las aves y del que se han realizado diversas pruebas científicas que evidencian la reducción de forma efectiva del número de individuos, además con un coste económico muy inferior al que supone matar a las aves.  

Este nuevo método para controlar la población de palomas, que es de unos 85.000 ejemplares en la ciudad, se implantará definiendo, en primer lugar, la metodología para implementar esta iniciativa que se detallará con un censo que el Ayuntamiento elaborará entre diciembre y febrero. Durante este tiempo se suspende  la captura como método de control con el fín de evitar interferencias en los resultados. Posteriormente a la elaboración del censo, se instalarán a partir de abril cuarenta dispensadores de pienso anticonceptivo distribuidos en los diferentes distritos, con el objetivo de poder llevar a cabo el primer análisis a finales del año que viene. El tratamiento anticonceptivo actúa primero en los ejemplares más jóvenes y progresivamente sobre los subdominantes y dominantes, y el ayuntamiento prevé que la reducción de la población sea de un 20% en el primer año, y de entre el 70 y el 80% en cuatro o cinco años.  Los expertos coinciden que el número ideal sería entre 50.000 y 80.000 ejemplares puesto que originan focos de suciedad y suponen un riesgo potencial para la salud pública. La dirección científica del programa será obra del doctor del departamento de Medicina y Cirugía de Animales de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Santiago Lavin, y los trabajos de censo estarán dirigidos por el doctor del Museu de Ciències Naturals Carles Senar, mientras que el área de Ecología y la Agència de Salut Pública harán el seguimiento.

La Comisión como la plataforma animalista celebran el cambio de criterio porque los métodos utilizados hasta la fecha han demostrado ser contraproducentes. El control de poblaciones de animales basados en la eliminación de los individuos, como las capturas o muerte por inhalación de gas, en las palomas, o la caza masiva de jabalíes han acabado provocando una alteración del ecosistema con consecuencias nefastas y traducido en un incremento alarmante de la población de estos animales. Así se constata en un Informe del Museo de Historia Natural del 2009 y en el Convenio de Colaboración que todas las Comisiones de Protección de los Derechos de los Animales de los Colegios de Abogados de Catalunya han subscrito recientemente con la Universitat Autónoma de Barcelona para apoyar el proyecto de investigación de una vacuna patentada que esterilice a los jabalíes.

Fracasados por ineficaces los métodos crueles de control de poblaciones de animales, la CPDA y la CIPAC consideran que el único camino actualmente  posible es la implantación de métodos éticos emparados en la Ley de Protección de Animales de Catalunya, que además de respetar los derechos de los animales han demostrado una gran eficacia y un menor coste económico para el ciudadano.  El Ayuntamiento considera que es un proceso que a medio plazo permitirá abandonar definitivamente el método de control basado en capturas. Una victoria para el mundo animalista y el Colegio de la Abogacía de Barcelona, que  fue pionero en la creación el año 2002 de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales, que tiene como objetivo concienciar a la sociedad contra el maltrato animal, formar a los abogados interesados en la causa y actuar ante cualquier situación denunciable.